Los temas de mi interés son variados. En algunas cosas podemos coincidir, en otras no. No necesariamente vamos a ser clones unos de otros pensando de una única forma y sin matices. Yo expongo mis valores, para mi son importantes y son el fruto de casi 40 años de reflexión. Pueden estar equivocados o necesitar un retoque, un aggiornamiento o un nuevo punto de vista. Pero ojo, no siempre lo nuevo es mejor. Y no siempre lo nuevo es justo y honesto. Yo sigo en mi misión autoimpuesta de tratar de exponer porque para mí son justos y honestos los valores que defiendo. Puedo equivocarme, pero lo hare buscando la justicia.

lunes, 2 de abril de 2012

De Malvinas y Nacionalismos


Hoy presencié en un conocido programa periodístico un debate entre el miserable y eterno senador riojano Eduardo Menem y el ex diputado Fernando Iglesias. Mis comentarios en Twitter acerca de la posición de uno (un nacionalismo recalcitrante, leguleyo a conveniencia y bastante desmemoriado) y el otro ocasionaron un interesante y por momentos caliente debate con gente de otras corrientes políticas.
Lo loco es esto, nadie como yo está a favor de que las Islas Malvinas vuelvan a pertenecer a nuestro país. Pero mi posición no es, como pretendió sugerir el Senador (el mismo que voto cada privatización llena de coimas y entrega del patrimonio nacional), de simplemente apelar a una opción de expulsar a los kelpers u obligarlos a aceptar la nacionalidad argentina, basada en una resolución de la ONU.
Yo creo que un país que no respeta ninguna ley en territorio soberano no tiene autoridad moral para exigir que se respeten sus derechos fuera de sus fronteras aceptadas. Malvinas es territorio en disputa. Y no se convertirán en territorio argentino, solo por meter una clausula transitoria en la Constitución Nacional. Con ese criterio podríamos decir que Uruguay es parte de Argentina y pedir el desalojo de sus ocupantes actuales.
Fernando Iglesias fue clarísimo en su exposición y su dura crítica a una actitud ultranacionalista o nacionalista mal entendida, y como los pretendidos derechos adquiridos son más que cuestionables. Y lo peor, que nuestras actitudes frente a los habitantes actuales de Malvinas son las que nos hacen perderlas. Se retrucó que su actitud es contradictoria y hasta antinacional. Y es que, si nos quedamos con un cachito de lo dicho, fuera del contexto, no veremos el todo que es lo que importa.
Si quisiéramos que se respetaran los derechos de primeros llegados a un territorio, Argentina HOY debería entregar sus tierras y dominios a los verdaderos “Primero llegados” o aborígenes o Pueblos Originarios o dueños de la tierra. Pero, no solo nos saltamos ese pequeño detalle sino que encima les birlamos lo poco que tienen, o les queda. Siendo los dueños, nos mendigan y les escupimos a la cara. Los matamos y nos reímos de sus derechos. Alguien cree que los kelpers no miran TV, no leen un diario o navegan por Internet? Nada. Ellos están ahí desde hace 180 años. Saben perfectamente que pasaría si los absorbemos. Ellos prefieren ser el culo del león a ser “la querida perla austral” de Argentina. Argentina que no respeta ni a sus ciudadanos. Jode y da pena. Ojo, es culpa de todos como nación, no de uno u otro gobierno.
Si Argentina fuera una Republica que respeta su Constitución Nacional y sus leyes. Si Argentina respetara a sus ciudadanos y no tratara de matarlos a diario. Si se respetaran los derechos de todos en lugar de buscar una  “ESTUPIDA” lucha de clases, los kelpers habrían optado por ser argentinos hace 40 años o más. Hay documentación de sobra al respecto. Pero somos Argentina, el país que perdió la Banda Oriental por celos porteños, y que por ideologías perdió Alto Perú y media Patagonia.
Pero no, preferimos debatirnos en discursos sensibleros y apelar a derechos "incuestionables" que son absurdos porque exigimos que las potencias hagan cosas que, en nuestro país no ponemos en practica.
Y es esa estúpida contradicción es la que nos hace ser un chiste internacional y que cada día nos tomen menos en serio. 

4 comentarios:

  1. Estoy casi en todo de acuerdo lo que has escrito en tu articulo excepto principalmente en cuanto a tu deseo que las Malvinas pasen a ser Argentinas alguna vez...Mi deseo es que se respete 100 % el derecho de los habitantes de las Islas( no me escapa que ahí también coincido contigo) Pero a mi personalmente como Argentino no me interesa que sean argentinas..Y no creo que por eso sea menos argentino que otros...Lo que Argentina debería hacer según mi parecer es abdicar su reclamo y solamente limitarse a una invitación transitoria, en todo caso a que si los habitantes quisieran alguna vez ser Argentinos tendrán las puertas abiertas...Justo pusiste la comparación con la "Banda Oriental" vos sabías que para el "grupo intelectual nacionalista" de los años 10/20/30 el tema predilecto para atormentar la mente de los estudiantes y quienes querían profundizar un poco en la geo-politica historica era la "pérdida de la banda Oriental" y quien trajo a la "politica nacional" el tema Malvinas fue Alfredo Palacios cuando introdujo su proyecto de ley en 1936 de traducir y publicar oficialmente el librod e PAUL GROUSSAC ( escrito y publicado en Frances oiginalmente) titulado: "LAS ISLAS MALVINAS" de ahí en mas se inició un camino sin retorno hasta nuestros días...en 1941 fue el primer reclamo oficial del gob Argentino en una apertura de sesiones de parlamento durante el SIGLO XX ( el último había sido en 1888 y el anterior a ese había sido en 1848) y despues el primero internacional fue al firmarse el acta fundacional de las NACIONES UNIDAS.... Mi punto es que el reclamo territorial de las Islas Malvinas es un mito creado por la elite politica con el fin de alcanzar una expansión geo-estrategica con el fantasioso objetivo de un "posicionamiento regional" de superioridad frente a los vecinos.Con repasar la Historia basta para observar como nuestro país siempre buscó competir no solo con Brasil, sino con los EEUU de America. Esa frase de Duahalde: "Argentina un país condenado al éxito" ó la "argentina potencia" de los años 60/70 entre tantas otras y otros conceptos, demuestran una ambición desmesurada por ese posicionamiento de liderazgo que por varias generaciones mas se verá totalmente postergado y quizá no llegue nunca.Como jamas llegó ni llegará para tantas naciones del globo. Te decía, la clase politica prefiere apostar a esos conceptos patrioteros de expansionismo en lugar de preocuparse por los reales problemas de los argentinos que son el desarrollo de una economía sustentable, una insititucionalidad absolutamente respetuosa de los DDHH, seguridad, etc ( también se que en estos puntos coincido con tus expresiones en la nota)...Alejandro Cowes.

    ResponderEliminar
  2. Me enorgullece tener lectores tan cultos, Alejandro. Muy iluminadores tus comentarios acerca de la historia de los reclamos sobre Malvinas. Coincido en todo con tus comentarios.

    ResponderEliminar
  3. Este tipo de escaladas confrontativas mediatica/diplomatica, como la iniciada por el actual gobierno el año pasado se sabe cuando y como empiezan pero no se sabe como terminan. Y lo dramático es que cuando terminan muy mal, como en el caso de 1982, despues se pierde la memoria exacta de como realmente empezó y se da cuenta cual hubiera sido la forma de evitarlo. En del diario LA NACION del 11 de junio de 1978, podrás encontrar la siguiente de declaración del Alte. Massera : "Las Malvinas constituyen una herida abierta en la dignidad de la República Argentina y los argentinos estamos dispuestos a reparar lo que la desidia, el sometimiento cultural y una equivocada concepción de las buenas maneras internacionales, ha mantenido segregado segregado del mapa metafisico de la patria. Las Malvinas no son un pedazo de tierra.Las Malvinas son un pedazo de alma y hay que salir a buscarlas porque la soberanía como la dignidad no se negocia." (x) A la mayoría de los argentinos les gustaba estas declaraciones bravuconas de los militares!! Como ahora están contentos con las chicanas contra Cameron "con estilo falsamente intelectual" que intentaba el Canciller al principio, luego Randazzo y Boudou y ahora directamente la Presidenta.
    No puedo dejar de pensar acerca del plan plan de la dictadura militar para “recuperar Malvinas” que ya se conocía desde 1981 ( a pesar que esde la misma dictadura se intentó hacer creer, despues del fracaso que fue una idea impulsiva de Galtieri) .

    1.- Volver a denunciar en las Naciones Unidas la "mala fe" británica...

    2.- Proceder a un embargo de petroleo y la comunicación aerea de las islas

    3.- Actuar contra los intereses británicos en Argentina...

    4.- Hostigar a los buques rastreadores extranjeros que utilizasen Stanley

    5.- Desembarcar en Georgia del Sur

    6.- Crear incidentes como algun desembarco "independiente"
    7.-Ocupar una isla deshabitada
    8.- llevar a cabo la invasión total....

    La gran diferencia en la actualidad es que estamos en democracia y se se supone que tres maniaticos reunidos en la oscuridad no pueden decidir una invasión como fue el caso de lo hecho por la junta criminal que decidió iniciar la guerra de 1982. Por eso quienes nos oponemos a cualquier tipo de escalada violenta debemos estar muy atentos de no dejarnos llevar por la popaganda oficial sobre el tema.Y esto es lo que me hace repudiar a a quellos que saben la verdad, la callan mas que a aquellos que están imbuídos dentro del mito chauvinista.

    Teniendo en cuenta la terrible y traumatica experiencia de la guerra, la mejor forma de honrar a las víctimas que creyeron que daban la vida por su patria, cuando en realidad fueron producto de la mainipulación de una dictadura criminal, no se puede menos que concluir que si realmente este gobierno tuviese intereses honestos para beneficios de los individuos que componemos Argentina y no para alcanzar fantasiosos objetivos geoestrategicos de posicionarse en un mejor rango de liderazgo regional encararía la situación malvinas de otra forma. Según mi humilde parecer, una forma muchisimo mas ventajosa y con muchisimo menor costo, economico, emocional y cultural sería:

    1. proponer inicialmente al REINO UNIDO de reeditar la fórmula del paraguas de soberanía como marco para una política de cooperación de gran alcance ; ( ya expliqué mi opinión a largo plazo)

    2. el reconocimiento de los isleños como sujetos de derechos y deseos y no apenas de intereses;

    3. la remoción de la cuestión Malvinas de la cúspide de las prioridades de la política exterior argentina

    4. la adopción de algunas decisiones simbólicas y legales (como la relacionada al feriado del 2 de abril y remover de la toponimia el nombre puesto por un dictador genocida a la capital de las islas).

    En suma: Para empezar, restituir a la cuestión Malvinas al lugar importante de la agenda, pero no prioritario.



    Alejandro G. Cowes

    ResponderEliminar
  4. Estoy muy de acuerdo con vos. Creo que es la forma mas sensata de intentar tratar con este dolor de cabezas que es Malvinas.
    De todas maneras, muchos apelan a la hipotesis de la proyeccion Antartica y de los amplios recursos no explorados y desconocidos para seguir reclamando Malvinas.
    Lo loco es que hablan de la riqueza maritima, pero no exploran la que tenemos en la amplia plataforma continental. Hablan de medio ambiente y contratan megamineria y ni limpian el riachuelo, a 3 km de Balcarce 50. Hablan de la Antartida y no se fundo una sola base en el continente blanco en los ultimos 30 años. Reclaman derechos, como piqueteros internacionales, pero no cuidan ninguna de sus obligaciones.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos excepto aquellos agresivos, insultantes, obscenos, que serán eliminados