Los temas de mi interés son variados. En algunas cosas podemos coincidir, en otras no. No necesariamente vamos a ser clones unos de otros pensando de una única forma y sin matices. Yo expongo mis valores, para mi son importantes y son el fruto de casi 40 años de reflexión. Pueden estar equivocados o necesitar un retoque, un aggiornamiento o un nuevo punto de vista. Pero ojo, no siempre lo nuevo es mejor. Y no siempre lo nuevo es justo y honesto. Yo sigo en mi misión autoimpuesta de tratar de exponer porque para mí son justos y honestos los valores que defiendo. Puedo equivocarme, pero lo hare buscando la justicia.

sábado, 28 de enero de 2012

De ex terroristas, venganzas y juicios de la historia

En otros paises los ex terroristas que llegaron al poder, evolucionaron y hoy son grandes presidentes. Pero sobre todo, comprendieron y abrazaron la democracia como forma de gobierno y de pensamiento. La brasilera Dilma y el uruguayo Mujica son ejemplos. No son perfectos, nadie creo que espera que lo sean. Pero son democráticos. Y eso ya cuenta. Mientras tanto, en Argentina, el gobierno conformado de la alianza de la derecha menemista y la izquierda (si esa palabra cabe en Argentina) montonera se dedican al revanchismo. Con la guia de Garré, Persico, Kunkel, Verbitzky y tantos tantos personajes de la nefasta historia de terror de los 70, la rencorosa Cristina, como antes que ella su casi igual de rencoroso marido, Nestor, se dedican a vengarse de sus antiguos enemigos. Garré destrozó las FFAA y las desmovilizó al grado que hoy no servirían ni para controlar el transito en Buenos Aires. Por las dudas, convirtió Gendarmería y Prefectura en apéndices de las Policía Federal y Bonaerense. Como premio, se le otorgo el control de la inefable Policía Federal. De por si un organo incompetente y concentrado en la Capital Federal, desde el arribo de Garre es una policia desmotivada y aterrorizada que asiste impavida a peleas de barras en los partidos y a incesantes manifestaciones de grupos piqueteros y militantes de diversas organizaciones (casi siempre afines al gobierno nacional). Que sean policias, pero eso si, que ni se les ocurra sacar las armas, o ejercer de policias y hacer cumplir las leyes. Fiel a la politica de revancha, y tambien para "esmerilar" a Macri, la ministro (obviamente con el beneplacito de la presidente) comenzó su tarea de desbrozamiento de la federal retirando sus efectivos de las guardias de edificios públicos. Continuó retirandola de lugares calientes (como el fatidico indoamericano o la intervencion en tomas de tierras y viviendas) para obligar a la Policia Metropolitana a intervenir. Y hoy continúa la "retirada" amenazando con el quite de los efectivos que cumplen funciones en el ambito de las estaciones del subterraneo. Recorte, ajuste, sintonia fina? esmirilado y venganza son mejores. Cristina, continua su ola de revancha, mas alla de los enemigos de los 70, alcanzando a todo el que se haya siquiera insinuado como opositor. Luego de reasumida, no solo incremento sus embates contra la prensa libre representada por Clarin y La Nacion, sino que dictó leyes para ahogar la prod de papel y quitarles el control de la papelera que les pertenece. Los argumentos, obviamente son tan infantiles, tan rebuscados, tan amañados y cargados de voluntarismos que cuesta entender como los que se dicen progresistas los apoyaron. Parece que el progresismo nos quiere hacer "progresar" a 1936. Alla ellos. Tambien le apunto al disidente "Momo" Benegas quitandole el control del RENATRE. Pero no conforme con eso, ordeno la "toma" del edificio con la Gendarmeria. La señal es clara: no aplico la ley, te echo por la fuerza. Dilma, Mujica, Lula serán recordados como buenos presidentes dentro de 20 años. Cristina y Nestor solo se recordaran si triunfan sus esfuerzos de reescribir los libros de historia. Ellos no solo quieren el Poder hoy, le temen al famoso "la historia los juzgará". Por eso sus esfuerzos para reescribirla. Y uno puede esperar que la Historia juzgue. Lo malo es que mientras esperamos que "La historia emita su veredicto contra los Kirchner" vivimos vidas de mierda, irrealizadas, frustradas, en un pais que teniendolo casi todo para ser una gran Nación, ha vuelto a la barbarie y se precipita en el totalitarismo. Ese será el "legado" K. Y lo malo del "juicio de la historia" es que en Argentina tenemos a los "Oyarbide" de los historiadores con figuras tan conocidas como Pacho O'Donell, Felipe Pigna y el nuevo y maravilloso Instituto de Reescritores de la Historia Oficial. Y lo malo del "juicio de la historia" es que la Justicia es lenta en Argentina. Rosas, Sarmiento, Rivadavia siguen aun haciendo apelaciones en el tribunal de la Historia argentina, que sigue cajoneando el juicio y dilatando los fallos. Mientras, desde Buenos Aires para todo el país, el totalitarismo avanza...