Los temas de mi interés son variados. En algunas cosas podemos coincidir, en otras no. No necesariamente vamos a ser clones unos de otros pensando de una única forma y sin matices. Yo expongo mis valores, para mi son importantes y son el fruto de casi 40 años de reflexión. Pueden estar equivocados o necesitar un retoque, un aggiornamiento o un nuevo punto de vista. Pero ojo, no siempre lo nuevo es mejor. Y no siempre lo nuevo es justo y honesto. Yo sigo en mi misión autoimpuesta de tratar de exponer porque para mí son justos y honestos los valores que defiendo. Puedo equivocarme, pero lo hare buscando la justicia.

viernes, 20 de marzo de 2009

Y seguimos atropellando a las instituciones

Maravilloso pais este. Ayer escuchaba a un par de senadores peronistas justificando el nuevo atropello de la Kretina y el Neshtor contra, esta vez, la ley electoral. Esta mañana escuchaba a Peña haciendo hablar a su criatura Rafael Orestes Porelorti. Una maravilla! Si uno no supiera quien es quien, realmente cualquiera los confundiria.

Lo mas triste, resumido: A la gente no le importa la Constitucion, ni la ley Electoral. Le importa comer, cagar, cojer. Es triste porque es cierto. A la gente no se le enseña el valor de la Constitucion como base de las leyes, no se le da importancia en las escuelas (publicas o privadas). No se les explica que, cuando mas la lean y entiendan, cuando mas exijan que se respete y castiguen a hijos de puta que no la cumplen, mejor vivirán.

Tristemente, lo que 25 años de democracia han hecho por la gente es embrutecerla y reducirla a pobres consumidores idiotas. Carne de cañon del caudillismo peronista, en todas sus variantes.

Tristemente, cuando hablas con gente de a pie, no entiende que las leyes no pueden modificarse porque si, a la ligera. No se puede vivir en la coyuntura. Las instituciones no se pueden soslayar, ni ellas pueden relegar su poder en otras instituciones o personas basadas en la coyuntura.

Somos un pais tan poco serio que, aduciendo un problema de origen externo, nos cagamos en las leyes. Lo hace Kretina con la ley electoral, lo hace el clase media que no paga porque "el gobierno se lo da a los negros", lo hacen los negros cuando agarran un auto destruido y lo circulan sin papeles ni mantenimiento alguno, y sin respeto por el, su familia, sus conciudadanos a los que arriesgan, aduciendo que no tiene plata y tiene el derecho de usarlo.

Somos un pais de un relativismo moral, de un pragmatismo tan asqueroso.

Da bronca.