Los temas de mi interés son variados. En algunas cosas podemos coincidir, en otras no. No necesariamente vamos a ser clones unos de otros pensando de una única forma y sin matices. Yo expongo mis valores, para mi son importantes y son el fruto de casi 40 años de reflexión. Pueden estar equivocados o necesitar un retoque, un aggiornamiento o un nuevo punto de vista. Pero ojo, no siempre lo nuevo es mejor. Y no siempre lo nuevo es justo y honesto. Yo sigo en mi misión autoimpuesta de tratar de exponer porque para mí son justos y honestos los valores que defiendo. Puedo equivocarme, pero lo hare buscando la justicia.

martes, 10 de marzo de 2009

Y me tomé el bondi, me tomé

La verdad, odio quedarme sin el auto. He viajado durante decadas en medios públicos de transporte y he asistido al progresivo deterioro del servicio. Asi que cuando tengo que hacerle mantenimiento al auto, sufro.
Hoy no fue la excepcion. Llegué a Plaza Constitución 18.02. Cuadras interminables de colas, vendedores de basura comestible y bebible, suciedad, prostitutas viejas y policias inutiles conforman el triste paisaje de la antigua Plaza. En la parada del Halcon, varios micros de cada ramal parados. En la terminal colas de gente tratando de comprar un boleto. A su lado media docena de choferes hijos de puta cagandose de risa mientras miran acumularse la gente en la parada.
Por ley, en hora pico la frecuencia no puede ser mayor a 6 minutos. 18.18hs un colectivero magnanimemente decide que es hora de hacer el recorrido. Ya habian pasado mas de 25 mins de la ultima salida de un micro del ramal "E". Sumada la carga del ganado humano/ovino, la salida del micro se produjo 18.25. Decido que, dado lo lleno que se encuentra la unidad, tomare la siguiente.
18.35 El siguiente interno inicia la carga de ganado. Lo habitual ahora es que la cola de gente que viaja parada se entremezcle con la de sentados para colarse. Luego de casi trompear a uno de estos animalillos, subo a la unidad. Consegui uno de los ultimos asientos y espero que el recorrido lentisimo a casa se efectue sin demasiados problemas.
Evidentemente, las estadisticas estan en mi contra. A diario noto como las unidades del Halcon (linea 148) terminan al costado del camino, descompuestas en pleno viaje y con toda la gente haciendo cola para subir a otra unidad. Hoy me tocó. Luego de que la chatarra se descompusiera, el amable chofer nos enlato en la que venia detras. Me aplastaron, casi me rompen una pierna con la puerta, viaje apretado entre cientos de ovinos impasibles en un retorno agotador.
La falta de respeto de la ley de las empresas de colectivo, el descontrol de los organos que deberian, la falta de mantenimiento de las unidades es una historia repetida, conocida, e ignorada sistematicamente por la imbecil que gobierna el pais. El destino de millones de pasajeros diarios de colectivos y trenes queda en manos de un delincuente como es el secretario de transporte Jaime.
Pero sorprende, y mucho, la pasividad ovejuna de los pasajeros diarios. Me cuesta creer que un ser humano sea pisoteado a diario y jamas exprese un reclamo.
Cuanto tiempo mas se puede resistir el maltrato y el abuso? O será que de tanto tener el palo en el culo uno empieza a disfrutarlo?