Los temas de mi interés son variados. En algunas cosas podemos coincidir, en otras no. No necesariamente vamos a ser clones unos de otros pensando de una única forma y sin matices. Yo expongo mis valores, para mi son importantes y son el fruto de casi 40 años de reflexión. Pueden estar equivocados o necesitar un retoque, un aggiornamiento o un nuevo punto de vista. Pero ojo, no siempre lo nuevo es mejor. Y no siempre lo nuevo es justo y honesto. Yo sigo en mi misión autoimpuesta de tratar de exponer porque para mí son justos y honestos los valores que defiendo. Puedo equivocarme, pero lo hare buscando la justicia.

viernes, 24 de marzo de 2017

Día de la memoria. San Videla. Día del Terrorista?

Una amiga me dice que la hija necesitaba que los adultos que vivieron en la dictadura y el 24 de marzo le contaran como fue. Me puse a pensar y esto dije:
Para mi la dictadura, los terroristas muertos y desaparecidos me importan tanto como la cantidad de pecas en el culo de Cristina.
Era pibe. Pero me acuerdo que el cagazo de mi familia y amigos no era por los militares. Me acuerdo que todos pedían el golpe porque la situación ya no daba para más y de los muertos en el pozo, el atlético y la ESMA me enteré por la propaganda de los del curro de los DDHH. Como todos, no sabía si los desaparecían y, la verdad, hoy es agua pasada que debiéramos embotellar etiquetar y archivar porque no necesitamos memoria para saber que ese tipo de dictadura no va a volver, no porque hayamos aprendido - somos incorregibles - sino porque no están dadas las condiciones.
Como dije, era pibe, pero los que en es época daban miedo y causaban pesadilla eran los terroristas monto erp que vivían ocultos entre nosotros y nos usaban de blanco.
Todos sabíamos y nadie hacía nada. A una cuadra de casa vivía uno de estas "mierdas maravillosas" -me suena Arrostito, pero no quiero equivocarme y menos buscar en los libros-. Un día llegaron no se cuantos camiones con militares y policias para buscarla. Pleno día. Tiros y detención. Una mierda menos.
A la vuelta de casa vivía otro. Se metió un tiro en la boca antes de ser atrapado. Lo mejor que hizo en su vida, había escapado vivo del ataque al cuartel de Chingolo.
"No metas a todos en la misma bolsa - me dijo un amigo -. Hubo gente que creia en el bien comun, obvio eran pocos!"
Un tipo que mete una bomba en un edificio o apoya a quien lo hizo, sabiendo que iba a matar civiles inocentes no es maravilloso ni menos tenía buenas intenciones. No hay bien común donde causes dolor a otro ciudadano inocente. Saben cual es la diferencia entre revolucionario y terrorista? Al último no le importa matar inocentes. Los llama "colaterales" o aun más cínicamente, "mártires de la causa". Dejas de ser revolucionario el día en que tus ideales valen más que las vidas del pueblo al que se los querés imponer.
De todas maneras, debo agradecer al kirchnerismo que, con su insistencia en hacerme creer que un tipo q le metió 37 balazos a otro, o que enterró a un ex militar en un pozo un año antes de pegarle un tiro, o que mató un niño era "maravilloso" me forzó a ejercitar mi memoria y mis valores. Recordar y revisitar esta página de mierda de la historia.
Yo no los homenajearía. No pondría un día de mi trabajo en honor a estos hijos de puta maravillosos. Por el contrario, le cobraría a sus familias los daños que causaron.