Los temas de mi interés son variados. En algunas cosas podemos coincidir, en otras no. No necesariamente vamos a ser clones unos de otros pensando de una única forma y sin matices. Yo expongo mis valores, para mi son importantes y son el fruto de casi 40 años de reflexión. Pueden estar equivocados o necesitar un retoque, un aggiornamiento o un nuevo punto de vista. Pero ojo, no siempre lo nuevo es mejor. Y no siempre lo nuevo es justo y honesto. Yo sigo en mi misión autoimpuesta de tratar de exponer porque para mí son justos y honestos los valores que defiendo. Puedo equivocarme, pero lo hare buscando la justicia.

viernes, 12 de agosto de 2016

2000 Marchas, 2000 mentiras avaladas

Leo en el diario:
El Gobierno "corrigió" a Macri y repudió "el terrorismo de Estado"

El terrorismo de Estado es repudiable. Estamos de acuerdo. Sin embargo, el Presidente Macri no lo avaló en el reportaje. Entonces, porque luego Claudio Avruj, secretario de una Secretaria tan inútil como bocina de avión dijo:
"30.000 es la cifra que marcó el camino de la lucha de la sociedad argentina"?
Lucha? qué lucha, Avruj?
"por esa memoria, verdad y justicia."

Absolutamente NO. Si por algo lucharon Madres y Abuelas de Plaza de Mayo fue por subsidios, pensiones y compensaciones vitalicias. 
Hemos de sincerarnos que debemos de dejar de creer que en algún momento la sociedad argentina marchaba masivamente por la aparición de los que luego nos enteramos que asesinaron miles de inocentes en dictadura y en democracia.
A la sociedad argentina le molestó la "guerra sucia" como a un elefante una mosca que roe una herida en su piel. Y esa es la verdad.
Si seguimos escuchando el relato de la izquierda, llegamos a creer que la dictadura cayó porque un grupo de mujeres daban vueltas como idiotas a la plaza de mayo por un interés absolutamente personal como era el recuperar a sus hijos. Hijos que la mayoría sospechaba - cuando no apañaba - como terroristas - en el relato se los llama guerrilleros, para suavizar su delito -.

Durante buena parte de la historia reciente, los desaparecidos no le importaron a nadie.
Cuando era joven, e ignoraba la verdad, un grupo de izquierda mentiroso me llenó la cabeza de que bestias como Hebe Pastor eran heroínas que lucharon por nosotros, por la democracia, por la república. Como la mentira tiende a descubrirse, incluso con apoyo estatal, crecí, aprendí, dejé de ser zurdo e ignorante y me hice útil a la sociedad al abandonar el pensamiento colectivo.
Y lo que aprendí es que la Memoria era solo hambre de subsidios, que la Verdad que buscaban eran pensiones vitalicias y la Justicia solo unilateral para los asesinos de tantos más inocentes de los que ellos reclaman haber sido asesinados.
En los 70, bestias como Hebe Pastor usaron a un grupo de mujeres desesperadas que no fueron capaces de educar a sus hijos para ser personas de bien.
Ese grupo de jovenes iluminados mataron a miles, en su mayoria inocentes cuyo delito fue solo "estar ahí", antes de ser entregados por sus lideres a cambio de inmunidad.
A las "Hebes" de Plaza de Mayo les servía. Con la complicidad de muchos politicos, a los que también les servía, armaron el relato de los desaparecidos.
No es que no hubieran habido desaparecidos, los hubo, pero con alguna excepción, merecian lo que les pasó. Merecían ser muertos, no por idealistas sino por terroristas. Nada de héroes o luchadores de la libertad
La infame dictadura militar cometió el error de la cobardía, capturó a las bestias convirtiéndose en bestias que lucharon como las bestias, ocultos en las sombras.
Quien tuvo la culpa?
Un grupo de militares aliados acostumbrados al poder y deseosos de recuperarlo asociándose a las cúpulas terroristas que buscaban derrocar a la endeble democracia no por su corrupción o ineptitud o violencia, sino para imponer una dictadura de izquierda propia.
Al gobierno democrático de Raúl Alfonsín, el "curro de los desaparecidos" le sirvió. Él necesitaba alguna causa en la que aglutinar a los argentinos. Y quizás creía realmente en el relato, no lo se. Y el "padre de la democracia" se equivocó. Convalidó y fortaleció un mito que era 10% de verdad rodeado de mentiras, engaños, muerte y mucho, mucho, mucho dinero.
 Hoy pagamos la futilidad de elevar una mentira al rango de lucha nacional. Y es todo lo que 2000 vueltitas ha dado a la nación, a la democracia, a la república y a la justicia
Nada hicieron las madres y abuelas salvo llevar agua para su molino. La dictadura se cayó por su propia ineptitud y corrupción en el ejercicio del gobierno.
Nada le debemos a Malvinas. La dictadura se desmoronaba como castillo de naipes cuando apeló a una guerra suicida contra el Reino Unido.

Debemos dejar de ver héroes donde hay hombres, y de ver tortas donde solo hay barro.

Y esto es lo que me enseñaron las 2000 marchas de las Infames de Plaza de Mayo.