Los temas de mi interés son variados. En algunas cosas podemos coincidir, en otras no. No necesariamente vamos a ser clones unos de otros pensando de una única forma y sin matices. Yo expongo mis valores, para mi son importantes y son el fruto de casi 40 años de reflexión. Pueden estar equivocados o necesitar un retoque, un aggiornamiento o un nuevo punto de vista. Pero ojo, no siempre lo nuevo es mejor. Y no siempre lo nuevo es justo y honesto. Yo sigo en mi misión autoimpuesta de tratar de exponer porque para mí son justos y honestos los valores que defiendo. Puedo equivocarme, pero lo hare buscando la justicia.

jueves, 16 de octubre de 2014

Cristina me tiene harto

Cristina me tiene harto. Mujer arrogante, sin habilidades especiales, cuyo unico merito es haber sido esposa del presidente previo. Su cultura no pasa de las Para Ti y las Vosotras de su infancia expresa este profundo des-conocimiento en cada frase y alocución. Piojo resucitado, nunca puede olvidar su origen en un foso de barro del gran La Plata, y trata de comportarse como ella cree que se comportan los patrones de estancia de alta sociedad. Le tengo noticias, cuando más "alta" es la Cuna, menos se grita. Menos se ataca al otro sin motivos. Menos se ostenta sin merito. Cristina habla con una arrogancia y un autoritarismo que copia de los culebrones mexicanos de los 80. Porque? Porque Cristina confunde al capataz Zoilo con la Señora Alvarez Garmendia y entonces imita al capataz iletrado, que grita e impone su voluntad a fuerza de autoritarismo y el poder que da su modesto rango. Cree, ilusa, que es la que lleva la correa, cuando solo es la que lleva el collar - costoso, eso si, pero collar al fin -. Instrumento, mascarón de proa de los verdaderos poderes que desde hace años nos arrastran al fracaso, Cristina no está sola. Está más que acompañada por una recua de aplaudidores. Tipos de escaso intelecto, poca capacidad crítica, baja autoestima y cargados de rencor o falsa culpa como ella. 
Que otra clase de gente podría apoyar a Cristina? Hagamos recuento: autodenominados intelectuales, politicos corruptos, ambiciosos y cobardes, narcos, tratantes, y traficantes de influencia, pobres mantenidos que no saben de trabajo gracias a un peronismo que condenó a sus abuelos a una villa, y pobretipos clase media que se creen realmente que son "vanguardia" aplaudiendo a un gobierno que aplasta la bienamada movilidad social peronista y condena a todos, en el corto o largo plazo, a una gran favela en los alrededores de los centros de población. 
Qué surge de eso?
Bueno, una década derrochada, ciento de miles de millones de dolares despilfarrados, funcionarios enriquecidos y empleados publicos a patadas que no sirven ni para abrir una puerta, pobreza y desocupación. 
Un exito. Ahora critiquen con argumentos vacíos, chicanas de tipos de mente escasa, números fraguados o puteadas y denuncias.
En el fondo, todo es tapar el sol con el dedo