Los temas de mi interés son variados. En algunas cosas podemos coincidir, en otras no. No necesariamente vamos a ser clones unos de otros pensando de una única forma y sin matices. Yo expongo mis valores, para mi son importantes y son el fruto de casi 40 años de reflexión. Pueden estar equivocados o necesitar un retoque, un aggiornamiento o un nuevo punto de vista. Pero ojo, no siempre lo nuevo es mejor. Y no siempre lo nuevo es justo y honesto. Yo sigo en mi misión autoimpuesta de tratar de exponer porque para mí son justos y honestos los valores que defiendo. Puedo equivocarme, pero lo hare buscando la justicia.

sábado, 2 de junio de 2012

De militantes y cuentas truchas

Leo esta info en Tribuna de Periodistas: Militantes K difunden “informe sobre el cacerolazo y cuentas falsas vinculadas a Clarín” y no dejo de asombrarme ante la futilidad de esta "obra".
Los kirchneristas siguen no entendiendo como funciona el mundo. El problema de que creen cuentas truchas y hagan un festival de RT coordinados para crear  TT, que es una forma de moldear opinión. Lo que no es valido, lo que es inmoral es que esta actitud tan poco ética  sea pagada con dineros de todos desde el partido gobernante. Si a mi me preguntan si me molesta q existan cuentas que hagan RT de noticias de Clarín o TN contesto con un rotundo NO ¿porque? Porque si son simplemente gente fanática de TN o Lanata o Mitre, se lo pagan ellos, y si son cuentas pagadas por el grupo Clarín, es un problema del Grupo Clarín  pagado por Clarín, no por mi.
Porque el Quid de la cuestión es ese: Yo pago con mi plata que no me sobra, y que yo desearía se destinara a Hospitales (que no se llamen Perón, Nestor o Cristina) o la Educación o la Justicia, pago digo, a un grupo de vagos cuya única función es difundir y alabar a un gobierno con el que no estoy de acuerdo. Lo que no entienden los kirchneristas es que la plata del Estado no puede tener un destino partidario, mientras que la plata de grupos o partidos políticos generada a partir de orígenes legítimos puede destinarse a lo que a esos entes se les de la regalada gana.
Y es que la enfermedad del Peronismo y esta basura kirchnero-cristinista que lo hereda tan tan bien es que desde sus orígenes ha confundido el Estado con el partido, amparándose miserable, inmoralmente en la obtención de mayorías eventuales. Si eso no es Fascismo, cuéntenme que lo es.