Los temas de mi interés son variados. En algunas cosas podemos coincidir, en otras no. No necesariamente vamos a ser clones unos de otros pensando de una única forma y sin matices. Yo expongo mis valores, para mi son importantes y son el fruto de casi 40 años de reflexión. Pueden estar equivocados o necesitar un retoque, un aggiornamiento o un nuevo punto de vista. Pero ojo, no siempre lo nuevo es mejor. Y no siempre lo nuevo es justo y honesto. Yo sigo en mi misión autoimpuesta de tratar de exponer porque para mí son justos y honestos los valores que defiendo. Puedo equivocarme, pero lo hare buscando la justicia.

jueves, 23 de febrero de 2012

De Planes y crecimiento

El patético IndeK dice que el desempleo está en el 6.7%. Sabemos que esto es así gracias al artificial método de subsidios llamado Plan "argentina trabaja", que se basa en subsidiar la creación de cooperativas de trabajo a las que el Estado paga un sueldo. El objetivo original era loable: crear cooperativas que brindaran servicios, en principio al Estado municipal, a la vez que se facilitaba una capacitación a sus miembros. Luego, cuando esta cooperativa se desarrollara lo suficiente para auto-financiarse, el Estado dejaría de subsidiarlas.
La realidad es que las cooperativas nunca dejaron de ser meramente una forma de tercerizar el trabajo y subsidiar a los desocupados. La mayoría de ellas son "negocios" de los punteros del FPV que inventan cooperativas y se quedan con una parte del sueldo de sus miembros. Estas cooperativas, a falta de implementos brindados por los municipios, solo se dedican a barrer la calle, correr el agua de las zanjas, pintar cordones y algún otro servicio de complejidad similar. Trabajo al que dedican, si lo hacen, 2 o 3 hs al dia. Porque "si lo hacen"? Porque se ha impuesto una forma de corrupción por la cual, si el beneficiario del plan deja la mitad o mas de su sueldo, puede no ir a trabajar. Lo que conocemos como un "ñoqui cooperativo".
Y así, mientras las cooperativas limpian las calles, los empleados municipales toman mate con facturas en los corralones municipales.
Luego de varios años de implementado este plan maravilloso, uno se pregunta, cuantas cooperativas han logrado desarrollarse y dejar de percibir el subsidio? Cuantas cooperativas de trabajo dejaron de ser meros barrenderos u obreros municipales? trabajo que, por su complejidad, no aporta nada como método de capacitación a los beneficiarios de los planes. Cuantas cooperativas de otro tipo diferente a limpieza hay? por ejemplo de servicios de soldadura? y cuantos beneficiarios de planes lograron capacitarse en soldadura, siendo alta la necesidad en la industria de soldadores experimentados? Cuantos cooperativas de servicios informáticos o tecnológicos se crearon? Cuales son las estadísticas de subsidios dejados de pagar a cooperativas devenidas en empresas exitosas o al menos autosuficientes?
Nada de eso dice el IndeK, y aunque lo dijeran, resulta difícil creer en tales estadísticas en virtud de las mentiras previamente contadas desde el organismo.
Y así sigue la Argentina, estancada, con una desocupación dibujada y, luego de 9 años de un fantástico viento de cola que le permitió crecer a tasas del 8-10%. Que esperaremos de los próximos años, cuando el viento de cola cese o sea mínimo?