Los temas de mi interés son variados. En algunas cosas podemos coincidir, en otras no. No necesariamente vamos a ser clones unos de otros pensando de una única forma y sin matices. Yo expongo mis valores, para mi son importantes y son el fruto de casi 40 años de reflexión. Pueden estar equivocados o necesitar un retoque, un aggiornamiento o un nuevo punto de vista. Pero ojo, no siempre lo nuevo es mejor. Y no siempre lo nuevo es justo y honesto. Yo sigo en mi misión autoimpuesta de tratar de exponer porque para mí son justos y honestos los valores que defiendo. Puedo equivocarme, pero lo hare buscando la justicia.

jueves, 19 de febrero de 2009

Claro: lo malo no es el sistema, es que son unos hijos de puta

Despues de dos meses de haber devuelto la estafa disfrazada de celular que resultaba el iphone 3g de Claro. Despues de 2 meses de haber cancelado el contrato, luego de llamar 6 veces a 6 cordobeses idiotas que fungen de "atencion al cliente" sin ser mas que imbeciles. Despues de padecer la falta de educacion y respeto de esta empresa que se enorgullece de tener como 11 millones de estafados/clientes en su haber. Despues de renegar, aun no me devolvieron mi dinero.
Cada llamada es mal interpretada, no comprendida o directamente cortada por los empleadillos de esta pesima "empresa" que vino al pais a esquilmar a la gente.
Cada vez que consigo que alguien por fin atienda el reclamo obtengo una respuesta justificativa de la no devolucion de mi dinero que, inevitablemente, involucra al "sistema". Siempre parece fallar, obviamente, a favor de estos grandisimos hijos de puta que son ligeros para cobrar, pero lentos para pagar.
Inevitablemente, cada respuesta involucra un llame dentro de una o dos semanas. E inevitablemente, luego de finalizado el plazo no se consigue nada. El dinero, o al menos la orden de pago no fue emitida, y siempre se vuelve a hacer el pedido.
Hasta cuando, habiendo la cantidad de denuncias en contra de estas empresas, el gobierno, o la autoridad competente tomara tarjetas en el asunto?