Los temas de mi interés son variados. En algunas cosas podemos coincidir, en otras no. No necesariamente vamos a ser clones unos de otros pensando de una única forma y sin matices. Yo expongo mis valores, para mi son importantes y son el fruto de casi 40 años de reflexión. Pueden estar equivocados o necesitar un retoque, un aggiornamiento o un nuevo punto de vista. Pero ojo, no siempre lo nuevo es mejor. Y no siempre lo nuevo es justo y honesto. Yo sigo en mi misión autoimpuesta de tratar de exponer porque para mí son justos y honestos los valores que defiendo. Puedo equivocarme, pero lo hare buscando la justicia.

domingo, 27 de marzo de 2011

Izquierda y corrupción

Dias atras miraba el programa de Maximiliano Montenegro por Canal 26 llamado "Plan M". MM es un tipo que aparente una formación ideológica de izquierda. Mas alla de que su comunion o no con la izquierda ideologica (no práctica, dado que son de derecha fascista) la actitud de este muchacho me movió a reflexión:
Escena 1: Remo Carlotto, diputado por el kkismo (en alguna de sus corrientes colectoras). El tipo se desayuna con ataques a la alianza, pullas frases hechas y sobre todo sofismas (al estilo Grondona, vio) en defensa del gobierno K. Por ser quien es, se lo presume de izquierda. El amigo economista Montenegro no dice pio. No acota nada, de lo mucho acotable. No critica ningún dicho u ofensa a los que nos oponemos al kirchnerismo. No repregunta. Nada. Un espacio pago, en los hechos.
Escena 2: Diputado Olmedo, actualmente candidato por el Peronismo Federal y a juzgar por sus dichos y hechos, de orientación conservadora. El mismo tipo que observo en silencio al personaje Calotto se debatia contra el diputado opositor en un debate donde solamente le falto levantarse y gritar "Yo acuso!".
No son escenas aisladas de este personaje inflado por el querido Jorge Lanata y que aparentemente se ha creido bastante de lo que el gordo le decia en broma. El economista parece tener estas actitudes con otros personajes de similar extracción: incisivo y rebuscador con los opositores (más si son de derecha) y sumiso con los de "izquierda".
Como no estoy con Olmedo o con Carlotto, sino en la busca de la Justicia a secas, como no me molesta que un periodista tenga opinion, sino que me gusta que la exponga en blanco y negro y deje una falsa imparcialidad, no oriento mi reflexión a esto en particular.
Mi reflexión se orienta a la observación de que la gente ideologicamente de izquierda parece sentir una tendencia a encubrir a otros o perdonar actitudes de otros actores de izquierda. Una especie de actitud de "perro no come perro". Lo malo es que en este encubrimiento se ocultan mentiras, falsedades, errores o actitudes directamente delictivas. Montenegro no criticara a Boudu sobre las mentiras acerca del Indek, o a Carlotto sobre las mentiras sobre DDHH como olvidar que el primer impulsor de los juicios por la violacion de los DDHH en Argentina fue Raul Alfonsin en los 80 y no Nestor Kirchner en los 2000 y pico. Una actitud que la izquierda supo criticar a la derecha años atras. Las vueltas de la vida.
La izquierda ideológica parece ser incapaz de juzgar o criticar a un gobierno que, aunque discursivamente es de izquierda, en la acción es de derecha. No solo pierde representatividad, sino que se vuelve cómplice y encubridor de este gobierno corrupto en el mejor de los casos y hacia ahí oriento mi atención. Y mi preocupación. Así, no.